La leyenda nos cuenta que….

El legendario catalán explica que en la villa de Montblanc había un dragón terrible que causaba estragos entre hombres y bestias. Para contenerlo, escogían por sorteo a un habitante y lo daban al monstruo para que lo devorara. Un buen día, le llegó el turno a la hija del rey, que habría muerto a manos de la fiera si el caballero Jordi no hubiera aparecido para enfrentarse al dragón y matarlo. La tradición añade que con la sangre derramada de la bestia nació un rosal de flores rojas

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *